¿Pudimos ver más allá de lo evidente?

Cuando eres niño, los juguetes son sagrados, te dan horas infinitas de diversión y algunos hasta te dejan traumas. Nos acordamos de una espada del augurio que no vio que su final estaba cerca, del micro hornito que nunca llegó y de un montón de cosas más. Acompáñanos a este viaje nostálgico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s