7 tips financieros que resolverán tu vida

saving-money

Definitivamente ser una persona financieramente responsable y exitosa es uno de los objetivos más lejanos e imposibles del mundo, sobre todo si tienes un sueldo menor a los 10 mil pesos mensuales y un sinfín de deudas y pagos que debes liquidar a tiempo. Por eso en Óquela nos dimos a la tarea de investigar consejos y sugerencias que podrían echarnos la mano en esto de los dineros.

  1. EL ANTIPRESUPUESTO

De todas las medidas que podemos adoptar los irresponsables financieros, esta es la mejor. Seguramente estás cansado de hacer un presupuesto semanal, quincenal e incluso mensual y nunca de los nuncas logras apegarte a él ¡No te preocupes! Los expertos crearon el “antipresupuesto”, el cual consiste en hacer una estimación de todos tus gastos forzosos, es decir, la renta, los servicios, el transporte, el abono a la cuenta de crédito, en fin, todo lo que necesitas para sobrevivir. Al llegar la quincena, lo mejor es hacer una transferencia automática o almacenarlo en una tarjeta de débito que nunca uses. El resto de tu sueldo… ¡Gástalo! Vuélvete loco y gasta todo, sin remordimientos.

Nota importante: Debes tener en cuenta que esta acción no debe ser permanente, pero puede servirte para encaminarte en el mundo de las finanzas y poco a poco ir adquiriendo el control de tu dinero.

  1. LA REGLA 50-30-20

Si el consejo anterior no es lo tuyo y te gustaría ser más organizado, este famoso método puede servirte. Se trata de dividir tu sueldo quincenal o mensual por porcentajes:

50% – Lo destinarás a gastos esenciales (renta, servicios, transporte, comida, créditos, etc.)

30% – Será para objetivos financieros, o técnicamente, los ahorros

20% – Gastos flexibles (la vida loca)

Esta segmentación de tu dinero tal vez no sea factible con tu percepción mensual, sin embargo, si puedes llevarla a la práctica, te será muy útil y a la larga podrás jactarte de llevar orden en tus finanzas.

  1. CAMBIA ALGUNOS HÁBITOS

A veces es imposible, pero no dejes de intentarlo. Cocinar y comer en casa reducirá de forma significativa tus gastos diarios, al igual que caminar o ir en bicicleta a lugares cercanos o de vez en cuando usar el transporte público para llegar a tu trabajo o a la escuela. También te ayudará comprar por mayoreo los snacks diarios e incluso adquirir objetos usados en el caso de electrodomésticos y ropa.

También cuida el gasto de los servicios: no dejes luces ni aparatos eléctricos encendidos cuando nadie los esté usando y trata de reducir el consumo de agua. No gastes en cosas que no necesitas y reduce las salidas de compras. Todo esto te ayudará enormemente a gastar mejor tu dinero.

  1. REPLANTEA LAS ACTIVIDADES DE LOS FINES DE SEMANA

Esto es más complicado, sobre todo si eres joven y los fines de semana eres el alma de la fiesta o el novio más condescendiente del mundo. Pero nada pierdes con disminuir tus salidas y hacer nuevos planes. No siempre es mala idea invitar a tus amigos a tu casa a jugar Call of Duty, Mortal Kombat en tu consola, o disfrutar de juegos de mesa. Si de plano te encanta la fiesta, puedes organizar una en tu casa, en donde cada quien lleve lo que va a consumir. Es probable que gastes, pero no se compara al dinero que pagas en bares o antros.

  1. EL FRASCO DE LAS MONEDAS

Esto es más o menos como la alcancía que tenías cuando eras niño. Nunca está de más disponer de algún frasco o una botella y echar ahí el cambiecito que te quedó cuando fuiste a la tienda o en tus gastos del día. Si tienes tendencia a lo obsesivo-compulsivo, úsalo a tu favor y elige monedas de una sola denominación, de modo que cada vez que veas una moneda de 5 o 10 pesos sentirás esa necesidad de echarla al contenedor

Independientemente del fin que decidas darle a ese dinero, no lo consideres un “ahorro” pues de lo contrario andarás por ahí con la esperanza de los 30 pesos que tienes guardados en tu casa. Considera esta actividad como un “hobby” y deja de verlo como dinero de emergencia. Cuando llenes el frasco, verás  que valió la pena.

  1. IDENTIFICA LOS GASTOS “TONTOS” Y REDÚCELOS

Según los expertos en finanzas, una de las fugas más grandes de dinero ocurre en gastos absurdos. Aquí te dejamos una lista de lo que puede entrar en esta categoría. Identifica los tuyos y redúcelos:

-El café matutino: Tal vez eres un fanático del café y cada mañana llegas a la cafetería que está de paso a la oficina para comprarte un cappuccino, un té chai o una infusión de alguna bebida deliciosa con arándanos y cerezas. Pero reconsidéralo, tú puedes aprender a preparar ese café de forma sencilla y muchísimo más económica en tu casa u oficina.

-Los cigarros: No importa si eres un fumador ocasional o empedernido, ponte límites al momento de comprar las cajetillas. Si te fumas tres cajetillas por semana, redúcelo a dos. Si fumas tres cigarros en la oficina y tres más en casa, puedes disminuir el número para que una cajetilla dure más tiempo. Tampoco gastes en cigarros sueltos.

-Multas y estacionamientos: Sé prudente al momento de conducir. Si eres un ciudadano responsable, te ahorrarás las odiosas multas de tránsito y con ello mucho dinero. También procura llegar temprano a los lugares que frecuentas, para que puedas encontrar espacios públicos para estacionarte.

-Sobrepasar el plan telefónico: Ten presentes todos los beneficios que te brinda tu servicio telefónico, pero también los límites. No te excedas en llamadas, mensajes o uso de datos móviles de internet. A final de mes verás que medirse tiene sus recompensas.

-Snacks y antojos: Este es uno de los gastos más grandes y en los que ni siquiera imaginas la cantidad de dinero que pierdes. Reduce tus visitas al Oxxo o a la tienda de la esquina. No vayas a menos de que sea muy necesario. Lo mejor es que compres por mayoreo una caja de barras saludables o sobres de frituras, pero evita al máximo ir a estos establecimientos.

  1. NO USES LA TARJETA DE CRÉDITO (PARA CUALQUIER COSA)

Adquirir créditos es un verdadero reto, sobre todo si eres un desastre financiero. Siempre que decidas endeudarte con un banco o alguna tienda departamental, considera dos cosas: (1) ¿vale la pena? (2) ¿Puedo pagarlo? Si alguna de las respuestas es NO, descártalo. De lo contrario entrarás en un círculo interminable de pagar deudas con más deudas.

Esperamos que estos consejos te sirvan (y también a nosotros) ya que son los señalamientos que hacen los expertos para todos aquellos que no vemos la luz del sol en materia financiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s