¿No te puedes levantar? Te dejamos 10 tips para arrancar tu día

13601195-set-of-vintage-labels-retro-cards-with-grunge-effect-retro-alarm-clock-with-text-wake-up-stock-vector

Una de las cosas más difíciles para todos es despertar por las mañanas. ¿Por qué? Es obvio que a nadie le gusta abandonar ese momento maravilloso en el que disfrutas de las primeras horas del día, abrazado de la almohada, con tu ki en completa armonía… Hasta que suena el odioso despertador y te das cuenta que ese estado de plenitud ha llegado a su fin otra vez. ¿Qué haces? Te das vueltas en la cama y suspendes la alarma 5, 10, tal vez 15 minutos más, esperando que no suene nunca más.

Pero sé realista: eres una persona con responsabilidades y tienes que levantarte, así que en algún momento habrás de hacer a un lado la pesadez y arrastrarte hacia la regadera. El problema radica en que, tu vocecita interior te castiga cada vez porque no alcanzaste a desayunar, a maquillarte o a vestirte con tiempo, por lo que caes en conductas que no abonan nada a tu personalidad madura e independiente (sobre todo madura).

Por eso te dejamos 10 consejos para que te levantes a la primera, con toda la actitud.

1. Duerme de 7 a 8 horas (nunca de más o de menos)

Para levantarte con ánimo tienes que dormir de 7 a 8 horas, no más y no menos. Entendemos que el día no rinde lo que uno quisiera y las últimas horas son a veces las más productivas, pero si tienes que trabajar a las 8 de la mañana, lo mejor es que duermas lo que necesitas. Pero nunca duermas de más, NUNCA, porque el cuerpo humano cae fácil ante la tentación del sueño y puedes quedarte dormido.

2. Enfócate en algo que ames

¿Amas el chocolate? ¿El café? ¿El cigarro matutino? Conviértelos en tu primer pensamiento-acción del día. No te levantes directo a la regadera, sino que ve a la cocina y come una barra de chocolate, prepárate un café o escucha tu banda/canción favorita. Pero nunca lo hagas desde la cama. Levántate y ve a otro cuarto. Eso ayudará a que te despiertes y te actives de inmediato.

3. Toma agua

Otra acción que debes de realizar al despertar es tomarte un vaso de agua con o sin limón. Este acto estimulará tu cerebro y lo preparará para arrancar el día. Además, en el fondo, sentirás que es un hábito de personas sanas y estarás orgulloso de ti.

4. Desayuna algo que disfrutes

A veces no hay tiempo para hacer un desayuno de reyes, pero tal vez puedas encontrar alimentos que disfrutes más que cualquier otro platillo. Si eres fanático del mango, el plátano o la pera, puedes dejar una pieza lavada por la noche. Si te gusta el huevo con tocino, tu desayuno puede estar listo en 20 minutos. Esta también es una actividad que puede ayudarte a saltar de la cama. La intención es que conviertas tus mañanas en uno de los momentos más placenteros del día.

5. Prepara todo lo que puedas la noche anterior

Dicen que dejar todo listo por la noche te ayudará a despertar más animado, ya que en lugar de sentirte presionado para hacer las cosas que olvidaste o retrasaste solo hace que te rehúses a comenzar el día. Si no eres disciplinado costará hacerlo, pero inicia con cosas sencillas, como dejar lista tu mochila/bolsa, lavar una manzana para el mediodía, sacar la basura, etc.

6. Deja las cortinas abiertas (si no tienes problemas con ello)

Para los seres vivos, luz del sol es un indicador para activar el organismo. Es por ello que una de las cosas recomendables es someter a tus ojos durmientes a los primeros rayos solares de la mañana, así despertarás desde temprano. Lo mejor sería que dejes las cortinas de tu habitación abiertas antes de dormir, si es que no tienes inconveniente.

7. Aleja tu alarma de modo que te obligue a levantarte a apagarla

Otra de las recomendaciones de los expertos es que dejes tu celular o tu alarma lejos del alcance de tus manos al despertar, de modo que te obligues a ti mismo a levantarte a apagarla. Aunque no a todos los dormilones nos funciona, es válido intentarlo.

8. Mírate al espejo

De todos los consejos para despertarte temprano, éste puede ser el más raro: otra de las actividades que puedes hacer justo a poner los pies fuera de la cama es mirarte al espejo. Es posible que con tu reflejo te sientas motivado para renovar tu aspecto un día más. Puedes apoyarte de la visualización de tu ropa favorita, que estarás gustoso de volver a usar.

9. Estírate

Dicen que otro de los hábitos que debes de considerar al despertar es estirarte como un gato. Y sí, con ello tus músculos se preparan para arrancar el día, de modo que será menos factible que tu cuerpo envíe señales de más cansancio a tu cerebro. Pero no te confíes, una cosa son las reacciones de tu cuerpo y otra las ansias mentales de acostarte otros 10 minutos.

10. Aromatiza tu habitación y tu baño

Al levantarte enciende una vela aromática, un incienso o cualquier otro aromatizante, siempre y cuando penetren tus espacios de olores agradables y fuertes. La estimulación de los sentidos despertará tu mente y evitará que caigas de nuevo en la comodidad de tus almohadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s