¿Eres un Godínez? Descúbrelo


05a1d7a8145eebd9a7e2e8b7d3bccb10

¿Saliste de la universidad y lograste obtener un trabajo estable en algún puesto más o menos decente de oficina? ¡Felicidades! Poco a poco estás cumpliendo tu sueño de ser un adulto respetable y maduro. Sin embargo, conforme pasan los meses y los años te das cuenta que estás repitiendo día tras día un patrón de actividades que te arrastran al ineludible sufrimiento de la cotidianidad y te vuelves un ser gris y miserable (al menos durante las horas de trabajo). Es entonces cuando te cuestionas si ya has perdido tus ilusiones de juventud para formar parte de aquellos que nos autodenominamos Godínez.

Para responder tus preguntas te dejamos las diez cosas que indican que eres todo un Godínez.

  1. El guardarropa semi-formal

El día que llegaste a tu nuevo empleo te diste cuenta de la categórica necesidad que tiene todo oficinista de vestir más o menos formal, así que poco a poco decidiste renovar tu guardarropa y dejaste tus convers y tus vans por zapatos formales, de tacón mediano o alto y sacos de vestir. Esto seguramente les agradó a tus padres, quienes comenzaron a considerarte como el nuevo adulto de la familia.

godinezs8

  1. El café matutino

Algo que se ha convertido en una especie de ritual para los Godínez respetables es el café por la mañana. Y no precisamente aquel que haces tranquilamente en tu casa al despertar, sino el que portas orgulloso por la calle de camino a la oficina. Admítelo, forma parte de la naturaleza de cada oficinista, sobre todo si es de Starbucks o Andatti, o de cualquier otra cafetería de moda en tu provincia.

Una variación de esta característica son los termos refil o las tazas personalizadas, los cuales habrás de rellenar en caso de que tu oficina cuente con cafetera propia. Toda una costumbre Godinez.

godinez-memes7

  1. La foto familiar y otros intentos fallidos por convertir tu escritorio en un pedazo de ti mismo

En cada escritorio de oficinista existirá la fotografía familiar, el portalápices al gusto y los detallitos que le dan el toque personal a tu espacio laboral. Pero admítelo, por más que intentes convertir este lugar en una parte de ti mismo, terminarás odiándolo todo: el contenido de la computadora, las listas de pendientes, la florecita artificial que colocaste junto al mouse. Odias cada objeto que te recuerde lo miserable que se ha convertido tu trabajo.

  1. Los tupperware

Para evitar conflictos con tu santa madre decidiste comprar tus propios tuppers para llevarte la comida al trabajo. Acertado, más vale disponer de tus propios artículos, porque así puedes dejarlos en la cocina de la oficina, donde el personal de limpieza se encargará de lavarlos. Es así como cada día tendrás un tupper nuevo para almacenar tu desayuno/comida del día, la cual disfrutarás entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarde.

godinez-memes18

  1. El gran conocedor de los restaurantes de comida corrida

Siguiendo con el punto anterior, a veces no alcanzas a preparar la comida en casa, por eso te vuelves un gran conocedor de fonditas y restaurantes económicos con comidas corridas, las cuales se convertirán en la esperanza de tu alma oficinista. De esta forma podrás escaparte unos minutos a disfrutar de los sagrados alimentos fuera de aquel espacio monstruoso, o en su defecto, podrás pedir la comida a domicilio y deleitarte con el platillo del día.

  1. El culto al viernes

Absolutamente todos los Godínez tenemos un culto público y expreso a los viernes. De ahí que surjan frases como “es viernes y el cuerpo lo sabe” o “hoy toca”. Definitivamente, tu espíritu Godínez se siente liberado, por eso estás dispuesto a gastarse más de la mitad de tu sueldo la noche del viernes o del sábado, como si trabajaras toda la semana solo para ello. En fin, forma parte de tu naturaleza Godínez, ni cómo negarlo.

smoking-research-swscan01028

  1. El profundo y arraigado odio a los lunes

Complementa el punto número 6. Así como amas los viernes, odias los lunes. Es el retorno del alma al sufrimiento y la esclavitud. El reinicio del ciclo mortuorio, la pesadez de la existencia, el castigo eterno. Más o menos.

  1. El distintivo gafete

Por más que uno se esfuerza en diferenciar la vida personal del empleo, el gafete de la empresa será por siempre ese artículo que ata tu alma a tu trabajo. Es por ello que al salir de la oficina por la tarde olvidas quitarte ese letrerito pequeño y siniestro que dice quién eres, qué haces y a quién le perteneces. Y por qué no decirlo, hay Godínez que aunque odian su trabajo, portan con orgullo el gafete porque… Les da identidad, importancia y respeto.

godinez-memes9

  1. El cliente frecuente de la señora que vende ropa/maquillaje/tuppers por catálogo

Nunca falta la compañera que en su tiempo libre (o más bien en la oficina) se dedica a venderles a todos sus productos por catálogo: que la ropa, los zapatos, el maquillaje y hasta los tupperware. Y claro, como te da ‘chanza’ de pagarle hasta la quincena, te endeudas más y más, con artículos que son sumamente necesarios para hacer menos miserable tu vida de oficinista. Es por eso que el día de la quincena el dinero ya no es tuyo, sino de esa señora a la que odias al cabo de unos meses, porque sabes que tocar sus catálogos es vender tu alma al diablo. A todos nos pasa.

  1. Aprovechas cualquier pretexto para no trabajar

Admítelo, por más responsable y matadito que fueras en la escuela, en la oficina te vuelves oportunista y flojo. Le echas ganas, pero entre más pretextos haya para atrasar el trabajo, mejor. Te levantas al baño, vas por café, visitas tu compañero de al lado para pedirle documentos que ya te entregó, etc, etc, etc. Amas el tiempo perdido en la junta con el jefe, los simulacros de incendios y sismos, los días festivos y hasta las jornadas de capacitación, todo con tal de mantenerte lejos de los pendientes y ese trabajo que tanto odias cada vez que te levantas por las mañanas.

gadgets-para-godinez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s