La forma más fácil de tener una cuenta extra en Gmail

how-to-create-new-gmail-account-sign-up-for-gmail-online

Necesitas otra cuenta de correo, pero no te apetece abrirte una nueva: solo la quieres usar, por ejemplo, para vincularla a un segundo perfil de Twitter, y no la vas a usar para escribirle a nadie.

Si usas Gmail, hay una forma: puedes añadir un punto donde te dé la gana.

Ejemplo: si tu cuenta de correo es nombreapellido@gmail.com, también son tuyas las siguientes:

nombre.apellido@gmail.com

n.ombreapellido@gmail.com

no.mbreapellido@gmail.com

no.mbre.apellido@gmail.com

Y así sucesivamente, pero siempre que sea un solo punto y no dos puntos seguidos: nombre..apellido@gmail.com no es una dirección válida.

Lo he probado con mi dirección real, pero tampoco la iba a poner aquí

Es decir, Gmail ignora los puntos (y las mayúsculas) a la hora de crear una cuenta. ¿Esto qué significa?

– Si necesitas una cuenta de correo nueva para darte de alta en un servicio, a modo de alias, puedes poner un punto. Los correos que te envíen a esa cuenta (por ejemplo, para verificaciones al darte de alta) te llegarán a tu buzón habitual (y solo al tuyo). Te ahorras el proceso de dar de alta una cuenta nueva y configurar la redirección de los mensajes.

– Puedes añadir filtros. Por ejemplo, todos los mensajes que lleguen a nombre.apellido se envían a una carpeta concreta o se marcan con una etiqueta determinada.

– Nadie puede abrir una cuenta que sea igual a la que ya tienes simplemente añadiendo un punto. Es decir, si tu cuenta es nombreapellido@gmail.com, nadie podrá dar de alta nombre.apellido@gmail.com, aunque no la hayas usado jamás.

– Si abriste tu cuenta con un punto (nombre.apellido@gmail.com), la cuentanombreapellido@gmail.com también es tuya. Exacto, si llevas años insistiendo mucho en lo del punto cuando das tu correo, no vaya a ser que no te llegue, ya puedes respirar tranquilo: el punto da igual.

No se trata solo de dar más opciones (o de liar, que también es posible): el objetivo es poner más difícil que alguien se haga pasar por ti con solo añadir un punto a tu dirección de correo.

Esto sirve para Gmail, pero no para Google Apps, que sí reconoce los puntos. Si tu empresa usa este servicio de Google para gestionar el correo electrónico, no puedes ignorar los puntos.

Este artículo de Slate añade que los puntos tampoco importan cuando nos abrimos una cuenta en Facebook. Sí que los tienen en cuenta servicios como Microsoft Outlook, Yahoo Mail y Apple iCloud. Y están prohibidos en los nombres de usuario de Twitter (no en las cuentas de correo vinculadas, claro).

Bonus: el signo +

Si no tienes suficiente con los puntos, hay otra forma de contar con más alias. Solo hay que añadir el signo + al final de tu cuenta y luego lo que quieras. Por ejemplo, nombreapellido+spam@gmail.com. También se pueden configurar los filtros que te interese para moverlos directamente a cualquier carpeta. La ventaja de este método es que es posible organizarse de forma más clara y explícita, con cuentas como nombreapellido+banco, nombreapellido+trabajo, nombreapellido+redessociales, nombreapellido+música, todas con su propio filtro y carpeta.

 

Fuente: El Pais

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s