Crónica de una ciudad sin gasolina

car_gas_station_flat_vector_illustration

Un sin numero de gasolineras se encuentran cerradas en la ciudad y sus alrededores, por lo cual las pocas que aún cuentan con combustible tienen en sus filas a varias docenas de automovilistas con la esperanza de que cuando les llegue su turno puedan por lo menos echar de 5 a 10 litros mas de su carga habitual o, con suerte y ajustando el presupuesto, llenar el tanque.

Todo es un caos, hay estaciones en las que rara vez se acumulaban mas de 3 carros, y ahora los empleados no logran ver el ultimo carro de la linea, y según sus propias palabras no les dan tiempo ni para ir al baño.

En las filas se ve de todo, desde los amigables y graciosos que tratan de hacer más amena su espera y la de algunos otros, hasta energúmenos egoístas que están a la espera de la menor provocación para empezar a repartir golpes.Las estaciones que están en zonas céntricas o con mucho tráfico tienen mas del segundo tipo de usuarios, y es que los insultos con el claxon, la mano o algún recordatorio a la madre están a la orden del día.

Así que elegí ir a una gasolinera lo más alejada del tráfico y el centro que me fuera posible, con la intención de evitar algún posible conflicto, pero al parecer irme hasta donde mi combustible me permitió no fue suficiente.

Dentro de los parámetros de la situación, todo iba bien, habían transcurrido más de 90 minutos en la fila en paz, parecíamos una pequeña civilización: los hombres mayores hablaban de política,  y daban sus teorías sobre el origen de la falta de combustible; los más jóvenes no se quedaban atrás con los temas de conspiración y el gobierno, pero de vez en cuando cambiaban el tono formal de la platica y bromeaban sobre una parrillada en el lugar aprovechando la ocasión.

La fila avanzaba lento, ya que además del combustible que cargaban a los vehículos habían algunos que llevaban garrafones para llenar, a la mayoría no nos encantaba que además del tanque de su automotor se llevaran hasta 100 litros en contenedores, pero teníamos que entender y respetar, pues habían hecho su fila igual que el resto, con la diferencia de ser más “previsores”.

De pronto un hombre abordo de una pick up blanca se acercó a otro (que estaba a dos carros de ser atendido) para pedirle “el favor” de que le llenara unos contenedores de gasolina, y se los echó a su camioneta. Esa acción desató la molestia de todos los que vieron lo sucedido y uno de ellos tomó cartas en el asunto y se acercó a él para decirle que retirara sus garrafones y se fuera a hacer fila como todos; el sujeto reaccionó de manera violenta y le dio un empujón a su interlocutor, y en menos de lo que lo escribo ya estaban hechos nudo repartiéndose golpes, de inmediato otros hombres se acercaron para tratar de mediar la situación o en su defecto unirse a la batalla. El cobarde de la pick up se subió a su vehículo antes de que lo golpearan más y huyó a toda velocidad, no sin antes lanzar varias amenazas.

El héroe de la tarde, que no permitió que otro se metiera así como así en la fila, comenzó a gritar que había sido mordido en el tórax por su agresor, se levantó la playera y mostró la herida, la cual se veía impresionante, de no haber sido por la ropa seguramente le hubiese arrancado un pedazo de piel. Tratar de defender su derecho e impedir un abuso de un cualquiera al que se le hizo fácil meterse en la línea, le costó un lesión física, que afortunadamente no pasó a mayores, pero que es tan solo un botón de todo el caos y descontrol que una situación así puede implicar.

Lo cierto es que el desabasto de gasolina, el calor y el tráfico sacan lo peor de todos. Teorías y pronósticos sobre la falta de combustible en Chihuahua sobran, pero ha decir verdad nadie sabe hasta cuando durará esta situación , y por lo pronto solo queda esperar, y algunos hasta rezar, porque cuando llegue el ansiado momento de estar frente a la bomba de gasolina el despachador no nos diga: le acabo de servir lo último al de adelante y no sabemos cuando llegue otra pipa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s